CUIDADO DE LAS JOYAS

Nuestras joyas están diseñadas para perdurar en el tiempo, están fabricadas en Plata de Ley 925 o acero quirúrgico 316L, salvo que se especifique en la descripción del producto. Cuidar tus joyas ayudará a mantener su belleza, lustre y longevidad. Te dejamos aquí abajo unas recomendaciones para mantener tus piezas nuevas como el primer día. 

  • Todas nuestras piezas de Plata de Ley llevan un baño de rodio o de Oro de 18 quilates que actúan como barrera contra la oxidación natural de la plata. Sin embargo, es importante que sigas nuestras recomendaciones de cuidado de tus joyas. Debes saber que la oxidación es un proceso natural que le sucede a la Plata de Ley y que se puede limpiar. 
  • Recomendamos a nuestros clientes que no utilicen sus joyas a la hora de hacer deporte, ducharse, ir a la playa o piscina o dormir. La exposición a ciertos ambientes como el agua de piscina o de mar con cloro comprometerán la integridad de tu joya. Debes evitar entre otros: sudor, perfume, agentes químicos, agentes de limpieza, aguas cloradas, aguas saladas y abrillantadores de plata.
  • Limpiar tus joyas es muy fácil. Solo necesitarás un poco de jabón neutro y agua tibia. Frota tus piezas con un cepillo pequeño y de cerdas suaves. Un pequeño cepillo ayudará a limpiar aquellas piezas que tienen pequeños detalles labrados. IMPORTANTE: las piezas de Plata de Ley con baño de Oro requieren mayor cuidado. Utilizar el cepillo con demasiada intensidad puede hacer que el baño de oro se desvanezca, en el caso de querer limpiar tus piezas con baño de Oro, deberás hacerlo muy cuidadosamente. También puedes utilizar cuidadosamente un trapo de limpieza de plata, es una herramienta perfecta para hacer que tus piezas vuelvan a brillar, sin embargo, no eliminará los rayones.
  • Cómo guardar tus joyas: las joyas de Plata de Ley deberán guardarse alejadas de la luz solar directa y el calor. Lo ideal sería guardarlas en una bolsita de tela o una bolsa de zip de plástico hecho de polietileno. Utilizar plásticos polivinílicos causará el ennegrecimiento de tus piezas de plata debido a que contienen sulfuros. No guardes tus joyas en lugares húmedos como el baño o aseo.
  • Nota: no garantizamos que los baños de oro dure para siempre. La rapidez con la que el baño de oro se desvanece depende de muchos factores, como por ejemplo el uso de productos químicos en la piel, el nivel de sudoración corporal o incluso el pH propio de la piel de cada persona. Es por este motivo que recomendamos cuidar las joyas con baño de oro con más mimo. Si tu experiencia te dice que el baño de oro no te dura, te recomendamos que escojas joyas de Plata. 
Product added to wishlist
Product added to compare.

Consigue ofertas exclusivas,

entérate de las últimas novedades, inspírate y mucho más.

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.